El secreto del Alma en el ADN y la música del Universo

Hay fuerzas espirituales que guían el camino evolutivo del hombre. Algunas de estas fuerzas, las podemos llamar: «Fuerzas de contraste», porque son contrarias a una dirección evolutiva hacia los Reinos Espirituales, empujando al hombre a vincularse al Reino de la Materia, al mismo tiempo, son precisamente estas fuerzas de contrastes que contribuyen significativamente a un Proyecto Evolutivo que el hombre debe atravesar: la correspondencia entre el Plano Espiritual y el Plano Material.

Aún estamos lejos de esta conciencia, porque somos víctimas de un hechizo

El hechizo que no es una ilusión, sino una forma muy astuta de engañarnos, no es una mentira, sino una Verdad parcial; la forma más eficaz que podría tener para ocultar una verdad es revelarla solo parcialmente, para poder engañar incluso al hombre más astuto. Al mismo tiempo, permanece la esperanza de que toda la verdad se presente a los hombres víctimas de este engaño, dándoles las herramientas para dar el paso decisivo. Y para que esta revelación se retrase lo máximo posible, no la escondo, la dejo a la vista de todos, la hago pasar desapercibida, la hago obvia y banal, el clásico huevo de Colón.

Así fue para todos los descubrimientos científicos más importantes del último siglo de nuestra historia: el período desde principios del siglo XX hasta nuestros días, así es para el descubrimiento del ADN y la genética: las relaciones matemáticas que regulan los secretos de Universo físico y vida biológica. Con los amarres de amor con Magia Blanca Pura podrás conectarte adecuadamente.

¿Qué es el ADN?

Un código matemático en el que se combinan moléculas, siguiendo ciertas reglas. Si aceptamos este paradigma, entonces la posibilidad de manipularlo con fines utilitarios es la consecuencia natural.

¿Qué es la música, o mejor dicho, cuál es la forma más sencilla de representarla? Puedo codificar los sonidos en signos que escribo en una partitura, puedo transformar la música en una representación basada en relaciones matemáticas, pero hasta que no ejecuto las indicaciones en la partitura, todavía no es música, son solo matemáticas. Y primero debo entender que este código de símbolos matemáticos es en realidad una partitura musical, algo que me da instrucciones para tocar música, producir y asociar sonidos, creando armonía.

En cuanto al ADN, y a todos los descubrimientos del conocimiento científico, nos enfrentamos al hecho, y es un hecho, del que no nos damos cuenta, que el código numérico que estamos tratando de analizar, dividir, manipular, es en realidad una partitura musical. … Y el objetivo final es la armonía y correlación de las diferentes facetas del Universo, que hemos dividido: una Sinfonía.

Conexión poderosa

El próximo paso en el conocimiento científico y en ese delicado sector que es la genética, será – y esta es la esperanza para las generaciones futuras – la conciencia de que lo que creemos saber es en realidad otra cosa: una partitura musical, nacida para producir sonidos que armonicen : música. Una vez que se entienda que el código es en realidad una partitura musical, será necesario aprender a leer la música y a interpretarla, con los inevitables errores y desafinando, pero con la conciencia de encaminarnos en un camino evolutivo que ya no tiene. la autodestrucción como su salida, la matanza del alma, el hombre reducido a un autómata esclavizado a las leyes utilitarias de una economía, también invisible, por lo que es: una partitura musical que se utiliza para hacer música.

Si tengo la conciencia, de hecho la duda, la duda razonable de que el ADN es un código musical, una palabra mágica se forma en mi mente: «Alma».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *